ACEITE DE PERRO

SI LO VAS A LEER DESDE ALGUNO DE ESTOS APARATOS, PULSA ESTE FICHERO "epub"

SI DESEAS DESCARGAR EL LIBRO PARA VERLO DESDE CUALQUIERA DE LAS SIGUIENTES MANERAS:

— UN TELÉFONO MÓVIL Y LEERLO CON UN PROGRAMA QUE YA LLEVA INCORPORADO TU "SMARTPHONE", COMO "iBOOK" en APPLE, "PLAYLIBROS" en Android, etc

— UN TABLET (FUNCIONA CON TODOS LOS MODELOS Y MARCAS)

— UN ORDENADOR (CUALQUIER MODELO, WINDOWS, APPLE, ETC) Y LEERLO CON UN PROGRAMA DE LECTURA DE FICHEROS "epub" COMO  EL PROGRAMA GRATUITO "CALIBRE".

— UN LECTOR DE "eREADER" 

PULSA SOBRE EL ENLACE DE ABAJO PARA DESCARGAR "ACEITE DE PERRO"

PUEDES TAMBIÉN LEERLO EN ESTA WEB, DESDE AQUÍ MISMO, ABRE ESTE FICHERO "PDF"

A CONTINUACIÓN TIENES UN FICHERO PDF, PULSA SOBRE EL NOMBRE Y SE TE ABRIRÁ Y PODRÁS LEER EL RELATO.

SI LO DESEAS TAMBIÉN LO PUEDES DESCARGAR  

ACEITE DE PERRO de Ambrose Bierce

"Y ahora os contaré la historia de un tipo que ya está muerto, murió de manera extraña, tan extraña que no se sabe como, solo que desapareció a los 72 años en México, quien co... le mandaría ir hacía ese país a unirse a un grupo de andrajosos revolucionarios, capitaneados por Pancho Villa..." El Gringo Viejo se llamaba Ambrose Bierce.

Este sería mas o menos la manera de introducirnos en su obra, del propio Ambrose, esta que has leído es de mi creación.

Ambrose Gwinett Bierce, nació en Ohio en los Estados Unidos, en 1842, y falleció con bastante probabilidad en Chihuahua, en México, en 1914.

Ejerció como escritor, periodista y editorialista estadounidense.

Tenía un estilo cáustico, muy parecido a su personalidad.

Muchas de sus narraciones están basadas o inspiradas en su experiencia vivida en la Guerra de Secesión.

Fue un excelente escritor de relatos de humor negro, y por suerte son muchas las obras que nos ha dejado. He seleccionado una que nos valdrá para conocer su estilo: ACEITE DE PERRO publicado por primera vez en 1911, formando parte con otras tres historias más, de "El club de los parricidas" (The parenticide club).

Es posiblemente una historia que os sonará de algo, ¡pero no sabréis de que...!

TOTO GARCÍA NOGUERA

.

.. Me llamo Boffer Bing. Mis respetables padres eran de clase muy humilde: él fabricaba aceite de perro y mi madre tenía un pequeño local junto a la iglesia del pueblo, en donde se deshacía de los niños no deseados.

Desde mi adolescencia me inculcaron hábitos de trabajo: ayudaba a mi padre a capturar perros para sus calderos y a veces mi madre me empleaba para hacer desaparecer los "restos" de su labor. Para llevar a cabo esta última tarea tuve que recurrir con frecuencia a mi talento natural, pues todos los guardias del barrio estaban en contra del negocio materno.

No se trataba de una cuestión política, ya que los guardias que salían elegidos no eran de la oposición; era sólo una cuestión de gusto, nada más.

La actividad de mi padre era, lógicamente, menos impopular, aunque los dueños de los perros desaparecidos le miraban con una desconfianza que, en cierta medida, se hacía extensible a mí. Mi padre contaba con el apoyo tácito de los médicos del pueblo, quienes raras veces recetaban algo que no contuviera lo que ellos gustaban llamar "Ol.can". Y es que realmente el aceite de perro es una de las más valiosas medicinas jamás descubiertas.

A pesar de ello, mucha gente no estaba dispuesta a hacer un sacrificio para ayudar a los afligidos y no dejaban que los perros más gordos del pueblo jugaran conmigo; eso hirió mi joven sensibilidad, y me faltó poco para hacerme pirata.

PUEDES CONTINUAR LA LECTURA DE ESTE RELATO, SELECCIONANDO ALGUNA DE LAS MANERAS INDICADAS AL PRINCIPIO