David Copperfield

Resumen de DAVID COPPERFIELD de Charles Dickens

"David  Copperfield" es una novela  publicada por primera vez en 1850. Al igual que el resto de sus obras (a excepción de cinco de ellas), esta novela  fue publicada en capítulos mensuales. Muchos elementos de la novela  hacen  referencia a la propia vida de Dickens, siendo probablemente la más autobiográfica de todas  sus obras.

Así también, el mismo  Dickens señaló  en un prólogo de la novela  «de todos  mis libros, éste es el que más me gusta", y luego "como muchos padres, tengo  un hijo preferido, un hijo que es mi debilidad; este hijo se llama David Copperfield".

La historia es contada casi completamente desde el punto de vista de un narrador en primera persona, el mismo  David  Copperfield, y fue la primera novela  de Dickens  en hacerlo  de tal manera. 

Los personajes de la novela  generalmente pertenecen a una de tres categorías: Aquéllos que tienen  corazones disciplinados, aquéllos que carecen  de un corazón disciplinado, o aquéllos que desarrollan corazones disciplinados en el tiempo. Los personajes que caen en la primera categoría incluyen a la madura y preocupada Agnes Wickfield  y el abnegado y misericordioso Sr. Pegotty. El avaro  e intrigante Uriah  Heep  y el ególatra e inconsiderado James Steer- forth son ejemplos de personajes que pertenecen a la segunda categoría. Miembros de la tercera  categoría incluyen a David  Copperfield, quien  aprende a tomar decisiones más sabias en sus relaciones a través  de la experiencia personal, y su tía Betsy Trotwood, que en un comienzo carece de consideración por otros, pero que se convierte en menos  desconsiderada al pasar  el tiempo.

Dickens  a través  de toda  la novela  utiliza  a los personajes y eventos a modo  de comparación y contraste entre  ellos en términos de sabiduría y disciplina. Una buena comparación es Agnes  Wickf- ield y Dora Spenlow: Dora carece de madurez y es incapaz de manejar situaciones tensas,  generalmente rompiendo en llanto,  mientras Agnes  permanece calma y segura de sí incluso  en problemas, sometiéndose raras  veces a sus emociones. Otra buena comparación es Ham  Pegotty y el Sr. Pegotty, y la Sra. Steerforth y la Srta. Dartle: las últimas dos desesperan con la pérdida de Steerforth, permitiendo que ello las aflija por toda  la vida, mientras que los dos primeros asumen la pérdida de Emily con dignidad y reserva. 

En breve disponible la descarga del libro (ebook)