EL PERRO Y EL GORRIÓN