LOS TRES FAVORITOS DE LA FORTU